Matronatación

Diciembre 15, 2010
Héctor Tarrío

Después de publicar el tema de Natación para embarazadas, el cual tuvo mucho éxito por ser el articulo más visitado del blog, ahora toca abordar la natación para bebes.

La natación para bebés, denominada en el campo de la actividad física como “matronatación” es una práctica novedosa de la actividad física orientada a que nuestros bebes tomen contacto y experimenten en el medio acuático. Los profesores mejor indicados para que los bebés logren estar a gusto y experimentar con gusto son claramente los padres, los cuales deben ser el eslabón más importante en dicha práctica. Además de que nuestros más pequeños disfruten esta práctica tiene numerosos beneficios como paliar trastornos y patologías, mejorar la adaptación a la escuela, prevenir accidentes en este medio, y hasta lograr un vínculo afectivo con los padres, por ello se puede considerar una actividad física con muchos contenidos del campo de la psicología.

Los bebés disfrutan mucho en el medio acuático desde su nacimiento, ya que este les recuerda a la confortabilidad del útero materno, sumergidos en líquido amniótico, y arropados por el calor materno. Destacaremos que los bebés en este medio tendrán un aprendizaje muy rápido y fluido, logrando por ejemplo el desplazarse desde sus primeros meses, cosa que no podrá hacer en tierra hasta que comience a gatear.

¿Desde y Hasta cuando debe ir nuestro bebé a matronatación? Esta pregunta, no contestada comunmente, tiene una respuesta obvia, nuestro bebé puede ir a matronatación desde el tercer mes (algunos antes) hasta los 3 años, en el transcurso de este tiempo, como cualquier otra actividad la dificultad y complejidad de las sesiones debe aumentar progresivamente a medida que este va creciendo. Lo importante es comenzar con ellos a una edad temprana, ya que si lo hacemos con un bebé de una edad más avanzada esta iniciación será más traumática las primeras sesiones por estar acostumbrado al aire y no al agua.

Los beneficios que esta actividad pueden tener en el bebé además de lo expuesto de forma general anteriormente son:

  1. Desarrollo psicomotor: Conocimiento de su esquema corporal, capacidad perceptiva, equilibrio, movilidad y orientación.
  2. Conocimiento del medio y autonomía del niño en el agua.
  3. Fortalecimiento del sistema cardiorrespiratorio.
  4. Ayuda al sistema inmunológico.
  5. Aumenta el coeficiente intelectual.
  6. Iniciación al ambiente social en un ambiente lúdico y arropado por los padres.
  7. Desarrolla las habilidades vitales de supervivencia.
  8. Ayuda al bebé a sentirse mas seguro y a relajarse.

Hay que resaltar que todos estos beneficios no serán marcados estrictamentes como objetivos como se suele hacer en otras actividades, sino que hay que individualizar a cada bebé y seguir su progresión para que este alcance sus propios objetivos a su ritmo.

Las sesiones deben ser en grupos muy reducidos, lo normal es ver grupos de 3-4 bebés y comenzar con un tiempo de 15 o 20 minutos, e ir incrementando la duración de la sesión 5 minutos cada día. Se recomienda que la sesión sea 2 veces a la semana y pudiendo alternar el padre y la madre. Y hay que tener en cuenta la hora de estas clases, pensando en los pequeños ya que no podrán realizarse a primera hora de la mañana o después de comer o a ultima hora de la tarde, ya que este no estará en condiciones de realizar la sesión correctamente. Hay que respetar su ciclo vital.

Otro aspecto muy importante será la temperatura del agua, que debe estar entre 30 y 32 grados. En bebés de edad temprana por ejemplo de 3 meses la temperatura del agua debería estar incluso más elevada, ya que estos son muy sensibles a los cambios de temperatura, con lo cual la introducción en el agua debe tener una gran importancia, haciendolo muy poco a poco a modo de masajes y con el cuerpo de la madre en contacto para ayudarle con la temperatura corporal, hasta que consigue costumbrarse a la temperatura del agua.

Los contenidos principales a desempeñar en los cursos serán:

Contenidos Motores:

  • Flotación dorsal y ventral asistida.
  • Flotación dorsal y ventral liberada.
  • Movimientos de miembros inferiores y superiores.
  • Respiración: Ritmo respiratorio y pausa respiratoria.
  • Coordinación brazos-piernas.

Contenidos Psicosociales:

  • Orientación.
  • Comprensión de tareas.

Las sesiones como cualquier otra actividad deben tener sus tres fases: toma de contacto, parte principal y relajación. Lo que normalmente denominamos: Activación, Nucleo y Vuelta a la calma en otras actividades, pero a diferencia de estas las sesiones de matronatación tendrán mayor libertad, ya que cada bebé es diferente y hay que dejar que estos investiguen sin restringir sus movimientos, sino apoyándolos y ayudándolos a esta investigación espacial y de su cuerpo.

BIBLIOGRAFÍA:

Comparte este post:

The following two tabs change content below.

Héctor Tarrío

Director Buenaforma Sport Coaching Experts. Entre mis formaciones destacar la Licenciatura en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte. Master en Gestión de Instalaciones deportivas (Universidad Politécnica de Valencia). Entrenador Personal NSCA-CPT (National Stregth and Conditioning Association). Entrenador Superior de Natación (RFEN). Entrenador Superior de Triatlón (FETRI) Cursando Master en Alto Rendimiento en Deportes Ciclicos (Universidad de Murcia) Apasionado del entrenamiento personal, del rendimiento deportivo en deportes de resistencia y la prevención de lesiones.

No comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies