El corazon y su adaptacion al ejercicio fisico

junio 09, 2011
Bibiana Carreira

El siguiente artículo está dedicado a nuestro músculo tan preciado; el corazón el cual tiene su papel en todo lo que hacemos incluido el ejercicio físico.

Breve introducción al corazón

El corazón es un órgano de vital importancia, tanto que se encuentra protegido en medio de dos pulmones, detrás del esternón, delante de la columna vertebral y apoyado en el diafragma, en un espacio que llamamos mediastino.

Aquí vemos un esquema general de la anatomía cardíaca, con sus 2 aurículas y sus 2 ventrículos y sus 4 válvulas.
El músculo cardíaco (miocardio) está irrigado por las arterias coronarias, cuya obstrucción es la causa de patologías como las anginas o los infartos (si la irrigación se interrumpe, esa parte del tejido se muere).
Además del tejido muscular, el corazón dispone de un sistema de conducción, que es el que hace posible que se contraiga rítmicamente. El impulso eléctrico nace en el nodo sinusal (que se encuentra en la aurícula derecha, bajo la desembocadura de la vena cava superior), que es el marcapasos natural del corazón, y de ahí se transmite por todo el tejido para realizar la contracción (sístole), para luego relajarse (diástole).

Adaptaciones cardiovasculares al entrenamiento

Al igual que el músculo esquelético, el corazón se adapta a las variaciones en la actividad física a largo plazo, tanto en el aspecto eléctrico como en el mecánico, dando lugar a lo que algunos denominan “corazón del atleta”.

  • ADAPTACIONES MECÁNICAS

La hipertrofia cardíaca es el fenómeno más importante que se produce en estas situaciones, y consiste en un aumento del volumen cardíaco a expensas de un aumento del tamaño de sus fibras. Además, guarda correlación con el tipo de deporte desarrollado; hay dos clases principales:

  1. Por sobrecarga de presión: en halterófilos y otros deportistas que entrenan la fuerza, el grosor de las paredes del corazón aumenta, sin aumento significativo del tamaño total del corazón. Es lo que se denomina hipertrofia concéntrica, es decir, las paredes del corazón crecen “hacia dentro” sin aumentar el tamaño del órgano visto desde fuera.
  2. Por sobrecarga de volumen: los deportistas de fondo sin embargo, aumentan el volumen cardíaco y el diámetro de las cavidades con un aumento proporcional del grosor de las paredes musculares. Es lo que se conoce como hipertrofia excéntrica, que hace que estos deportistas tengan un mayor volumen cardíaco (el corazón es capaz de mover más sangre con un solo latido).

No obstante, en cualquier deporte se pueden encontrar los dos tipos de hipertrofia, aunque con predominancia de una de ellas.
El desentrenamiento en un deporte de élite reduce el tamaño y el volumen cardíacos hasta o casi hasta la normalidad para la edad y el sexo de la persona. La morfología del corazón de las deportistas es la misma que la de los hombres, si bien las dimensiones son menores generalmente.

  • ADAPTACIONES ELÉCTRICAS

Otro de los fenómenos de adaptación supone una disminución de la frecuencia cardíaca (bradicardia) en reposo y durante el ejercicio submáximo. Se han encontrado valores de frecuencia cardíaca en reposo de unos 50 lpm (latidos por minuto), incluso de 30 lpm en atletas participantes en olimpiadas (estando el límite normal en 60lpm).
En esta bradicardia en reposo se debe fundamental mente a una menor actividad del sistema nervioso simpático, mayor actividad del nervio vago, factores endocrinos y por alteración de la automaticidad del propio nodo sinusal.

El corazón del atleta constituye un problema médico porque:

  1. Un determinado número de atletas muere súbitamente durante el ejercicio y en un considerable número de casos se evidencia una hipertrofia cardíaca e incluso miocardiopatías.
  2. Hay evidencia de que los deportistas de élite mueren con una edad media inferior a la población general
  3. Algunos deportistas presentan electrocardiogramas y exploraciones cardiológicas patológicas o fuera de los valores normales
  4. Por ser una población supuestamente sana, no se dispone de valores de referencia, incidencia real del problema y curso de los mismos

Hipertrofia patológica y corazón del atleta: no es lo mismo

Una de las diferencias fundamentales entre el corazón del deportista y la miocardiopatía hipertrófica reside en la vascularización. En el corazón del deportista se ha podido demostrar un aumento del flujo sanguíneo coronario y permeabilidad capilar secundarias tanto a la adaptación estructural como a la regulación neurohormonal y metabólica. Además el entrenamiento de resistencia parece aumentar el calibre de los vasos coronarios. Esto se traduce en una mejora de la irrigación del corazón del deportista tanto en reposo como durante el ejercicio (lo que no ocurre en la miocardiopatía hipertrófica).
Hoy en día disponemos de dos métodos contrastados con alto valor predictivo: la ecocardiografía y la resonancia magnética nuclear, con los que podemos diferenciar estos dos tipos de hipertrofia.

Corazón de atleta Miocardiopatía
-Capacidad funcional Aumentada Disminuida
-Función sistólica Normal o aumentada Normal o aumentada
-Función diastólica Normal o aumentada Disminuida
-Grosor de la pared ventrículo Izdo No suele ser > 13mm Excede 16 mm
-Relación tabique / pared < 1.3 mm > 1.3 mm
-Regresión de la hipertrofia al cesar en entrenamiento Sí (o casi) No

La importancia del diagnóstico diferencial entre las dos radica en que la hipertrofia causada por el deporte es un fenómeno de adaptación a la actividad física prolongada potencialmente reversible, y la miocardiopatía hipertrófica es una de las causas de muerte súbita del deportista, ya que hace que el miocardio sea más vulnerable a la isquemia. Por tanto debemos intentar destacar en la exploración aquellos síntomas de origen cardíaco, como las palpitaciones, dolor precordial, síncopes, etc. aunque algunas personas permanecen asintomáticas.
También se deben tener en cuenta los posibles antecedentes familiares de miocardiopatía, muertes antes de los 40 años, que nos puedan hacer sospechar, puesto que algunas formas de la enfermedad tienen una importante carga genética.

Bibliografía:

Imagen 1 | vidaideasegura Imagen 2| texasheartinstitute Imagen 3| healthandphysicaleducationteacher

“El corazón. Estructura normal y patológica” Robert H. Andersen, Anton E. Becker
“Manual de Fisiología del ejercicio” Per-Olof Astrand, Kaare Rodahl, Hans A. Dahl, Sigmund B. Strømme. Editorial Paidotribo
“Traumatología y medicina deportiva. Medicina del deporte” Rafael Ballesteros Massó.

The following two tabs change content below.

Bibiana Carreira

Licenciada en Medicina y Cirugía en la Universidad de Santiago de Compostela, entre los años 2004-2010. Cuenta con experiencia como médico de mutua, en donde ha trabajado con el fin de aumentar sus conocimientos en el área de medicina del trabajo y traumatología

Latest posts by Bibiana Carreira (see all)

  • juan carlos

    disculpen yo soy atleta practico velocidad todos los dias durante una hora salgo a correr . y me an detectado q mi corazona crecido ..!! en realidad quiero q vuelva su su manera natural ya q estoy postulando a una escuela militar .. dejando de correr volvera a su estado natural alguien me quiere ayudar porfavor =(