Carnitina: ¿verdadero quemagrasa?

agosto 05, 2011
Marc Rubio Celorio

La carnitina es un aminoácido implicado en el metabolismo de las grasas en nuestro organismo. La suplementación con carnitina está muy extendida pues es popularmente etiquetada como “quema grasas”. Este hecho hace que sea ampliamente consumida en personas que estén intentando reducir peso corporal.

Metabolismo de la carnitina

Nuestro hígado y riñones sintetizan, de manera natural, carnitina a partir de los aminoácidos esenciales lisina y metionina. Las carnes rojas y productos lácteos son fuentes ricas en estos aminoácidos, con lo cual, si nos aseguramos una dieta que contenga estos alimentos nos estaremos asegurando precursores para fabricar carnitina.

La carnitina sintetizada viajará por la sangre hasta los músculos esqueléticos y cardíaco, donde se almacena en mayor concentración.

La carnitina se excreta únicamente por orina i bilis, aunque las pérdidas diarias son mínimas.

Funciones fisiológicas

La mitocondria es el orgánulo interno de la célula donde se oxidan nutrientes para obtener la energía necesaria para el cuerpo. Ahora bien, los ácidos grasos, por su naturaleza, son incapaces de entrar por ellos mismos a las mitocondrias.

La función primordial de la carnitina es el transporte de estos ácidos grasos a través de la membrana interna mitocondrial para que puedan ser oxidados. Es por este efecto que se ha venido bautizando como “quemador de grasas”.

Suplementación: mecanismo teórico propuesto

Con el objetivo de incrementar este efecto sobre los ácidos grasos, se ha postulado que la ingestión de dosis suprafisiológicas de carnitina favorecería aún más este resultado. Por este motivo, hay dos colectivos de personas que se han interesado especialmente por la suplementación con carnitina:

  • Individuos que buscan perder peso: buscan aumentar la oxidación de ácidos grasos para disminuir la grasa corporal.
  • Atletas de resistencia: buscan incrementar la oxidación de ácidos grasos durante el ejercicio para preservar las reservas de glucógeno (de vital importancia para los últimos tramos de la competición).

La suplementación con carnitina se ha basado en tres supuestos teóricos:

  1. La concentración de carnitina en el músculo sería demasiada baja para favorecer una gran movilización de ácidos grasos.
  2. El hecho de ingerir carnitina oralmente se traduciría en un incremento de los depósitos musculares de ésta.
  3. Este incremento de carnitina muscular se traduciría, a su vez, en un incremento de la tasa de oxidación de ácidos grasos.

Evidencias científicas sobre sus efectos

No obstante, los más recientes y rigurosos estudios científicos no confirman ninguno de estos supuestos y desmienten el efecto “quemador” de grasas de la carnitina.

Según el consenso científico, se ha demostrado que la suplementación con carnitina:

  • No tiene efecto sobre la concentración muscular de carnitina.
  • No aumenta la tasa de oxidación de ácidos grasos.
  • No logra preservar las reservas de glucógeno.
  • No retrasa la aparición de la fatiga.
  • No se relaciona con una disminución de la grasa corporal.
  • No afecta al VO2max

Además ha quedado patente que los humanos tenemos suficientes reservas de carnitina para ejercer su efecto y que la deficiencia es anecdótica. Una dieta suficiente en proteínas de alta calidad nos proporciona suficiente lisina y metionina para sintetizar cantidades adecuadas de carnitina.

Otras funciones descritas recientemente

Aunque la carnitina es conocida por su función transportadora de grasas, recientes investigaciones ponen de manifiesto que podría llegar a tener una serie de interesantes efectos fisiológicos:

  • Reducir la producción de lactato
  • Preservar la integridad de membrana
  • Poseer efecto antioxidante
  • Favorecer la oxidación de aminoácidos ramificados
  • Inhibir la muerte celular programada

Sin embargo, la mayoría de estos estudios proporcionan resultados preliminares y no concluyentes. Probablemente las tendencias de futuro sean estudiar estas funciones alternativas de la carnitina esperando hallar algún beneficio demostrado. Por ahora, solo cabe esperar.

Conclusiones

Como ya pudimos ver en otro artículo, la creatina es una ayuda ergogénica con efectos demostrados y plenamente aceptada por la comunidad científica. Con el presente artículo ha quedado claro que no podemos decir lo mismo con la suplementación con carnitina, la cual no ha podido ser reconocida como eficaz y no posee respaldo científico alguno.

La etiqueta “quema grasa” esta muy de moda y se usa indiscriminadamente para atraer la atención de los consumidores, pues no hay que olvidar el gran beneficio económico que suponen estos productos. Hay que extremar precauciones con este tipo de productos, leer bien la etiqueta, contrastar la información y pedir consejo al médico o nutricionista especialistas en deporte.

Referencias bibliográficas

Imagen 1 | zonafitness Imagen 2 | remedioscaserosadelgazar

Juan Carlos Juárez Jiménez, Cristina Ibáñez Collado. Postgrado en farmacología, nutrición y suplementación en el deporte. Módulo 3. Unidad 2. Otras sustancias utilizadas en la mejora del rendimiento

Dr. D. José Antonio Villegas García. Curso de ayudas ergogénicas FEMEDE.

http://opinionessobrealimentacion.com

The following two tabs change content below.

Marc Rubio Celorio

Diplomado en Nutrición Humana y Dietética por la Universitat de Vic, licenciado en Ciencia y Tecnología de los Alimentos por la Universitat de Girona, y postgraduado en Farmacología, Nutrición y Suplementación en el Deporte por la Universitat de Barcelona. Mi interés y formación siempre se han centrado en la nutrición y el deporte, pues creo que es una temática realmente interesante. Hace algún tiempo decidí crear el blog http://opinionessobrealimentacion.com donde periódicamente publico artículos sobre temas de actualidad del mundo de la nutrición. Es para mí un placer comenzar esta etapa como colaborador de BUENAFORMA.

1 Comment. Leave new

CuerpoSapiens
6 agosto, 2011 6:38 pm

Muy buen artículo, excelente exposición y muy claro al desmitificar el uso de la "carnitina" para reducir grasa corporal. Lo tendré en cuenta para enlazarlo en algún contenido de mi blog.

Un saludo
Fran Canales

Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR