Cáncer: Cuando una célula se vuelve maligna

abril 18, 2012
Bibiana Carreira

El tema del que voy a hablar hoy es conocido e incómodo de tratar a partes iguales, ya que por desgracia es muchas veces incurable y pasa de ser una enfermedad individual a ser una enfermedad en la que se ve afectada toda la familia y gente más cercana. Es verdad que es una de las enfermedades más temidas y que se lleva más vidas por delante, pero los avances de la medicina hacen que cada vez haya más personas por las que alegrarnos que consiguen superarlo que las que nos hacen lamentar su pérdida.

¿POR QUÉ SE EMPIEZA A FORMAR UN TUMOR?

Durante toda nuestra vida, nuestras células están en un círculo continuo de formación y degradación, en el que permanecen aquellas células que son funcionales y se deshace de las células envejecidas, mutadas o alteradas, llevándolas a la apoptosis.

La apoptosis es un mecanismo de muerte celular regulada que se encarga de destruir dichas células y preservar las células sanas. Cuando una célula no cumple con su función, ya sea por una mutación o por simple envejecimiento, le llegan los estímulos que desencadenan este proceso y la célula desaparece limpiamente, dejando espacio para el crecimiento de las otras células.

Cuando una célula muta y se convierte en tumoral (o neoplásica) y escapa a los mecanismos de apoptosis, es cuando se empieza a formar el tumor, puesto que no hay nada que mate a esa célula y empieza a multiplicarse sin ningún tipo de control, dando lugar a células con esa misma mutación.

[stextbox id=”alert” bgcolor=”1ac8e4″]

Un oncogén es un gen que previamente estaba sano, pero que es alterado por una mutación, y dicha mutación hace que la célula donde se produce se vuelva tumoral. Se han localizado numerosos oncogenes dentro de todo el genoma humano, y algunos se pueden relacionar con tipos concretos de cáncer.[/stextbox] 

ESTADÍSTICAS DE LA ENFERMEDAD

Una cosa que me gustaría dejar clara, es que aunque todos los tumores tienen mecanismos comunes, generalizar todos los tipos de cáncer no es muy correcto, dado que varía muchísimo dependiendo del órgano en el que se produzca, y dentro de un mismo órgano, es muy distinto dependiendo desde qué tipo de células empiece a formarse, porque puede variar tanto su detección como su tratamiento o su malignidad.

No es nada nuevo que en los últimos años el cáncer está cada vez más presente, y en este incremento de la enfermedad influyen factores como:

-El  envejecimiento de la población ya es el causante del aumento del 2-3% anual de las neoplasias.

-También hay que tener en cuenta que se ha aprendido más de esta enfermedad en los últimos 30 años que en resto de la historia, por lo que seguramente el cáncer estuvo más presente de lo que pensamos desde siempre, sólo que no había los avances que hay ahora para detectarlo ni tratarlo.

-Sin embargo, es también importante el aumento de la exposición a agentes cancerígenos, muchos de ellos provocados por el estilo de vida actual.

Si hablamos de tipos de tumores malignos más frecuentes, en el varón los que más se ven son el cáncer de próstata, pulmón, colon, recto y vejiga, mientras que en la mujer son el de mama, colon, recto, útero, y varios tipos de linfomas. Sin embargo el cáncer de pulmón está aumentando en las mujeres en los últimos años, pudiendo llegar a ser el más frecuente en general, equiparándose al de colon y recto.

ES UNA ENFERMEDAD GENÉTICA Y, EN OCASIONES HEREDITARIA

[stextbox id=”alert” bgcolor=”1ac8e4″]

Diferencia entre genético y hereditario

Estos son dos términos que tienden a confundirse, y me gustaría dejar clara su definición. Algo de origen hereditario, como la propia palabra indica, es algo que procede de nuestros padres, es heredado de ellos mediante sus genes.

Algo de origen genético, sin embargo, también se encuentra en nuestros genes, pero la diferencia está en que la mutación puede haber ocurrido en nosotros, no tiene por que proceder de los genes de nuestros progenitores.

Por lo tanto, una enfermedad hereditaria siempre es genética, pero una enfermedad genética no tiene por qué ser hereditaria.[/stextbox]

Hoy podemos definir el cáncer como una enfermedad genética, es decir, provocada por alteraciones en el ADN de la célula, responsables de un crecimiento desordenado de la misma que escapa al control del organismo que lo padece

Como ya comenté al principio, cada una de nuestras células está programada, tiene su función, sabe lo que debe hacer, cuándo dividirse y cuando morir, gracias a la información genética heredada de nuestros padres. Cuando una célula se convierte en cancerígena es porque se van acumulando mutaciones en los genes que regulan estos procesos y la célula deja de cumplir su función y se vuelve maligna.

Cuando el número de alteraciones genéticas alcanza a varios genes, sobre todo si éstos son fundamentales para la conservación del ADN, la célula normal cambia sus características y pasa a ser una célula tumoral, con una capacidad de proliferar muy elevada y permanente, incluso se podría decir que tiene “tendencia a la inmortalidad”. Además también adquieren la capacidad de producir nuevos vasos sanguíneos para que el tumor se vaya nutriendo según va creciendo.

IMPORTANCIA DEL AMBIENTE QUE NOS RODEA

Está más que demostrado que en muchos tipos de cáncer es un factor fundamental la presencia de agentes externos, que pueden ser de muy diversa índole: agentes físicos (rayos UV), tóxicos adquiridos mediante la inhalación o ingesta (tabaco, alcohol, dietas), diversos agentes bacterianos y víricos (virus del papiloma humano o Helicobacter Pilorii) y algunas de las propias terapias usadas para combatir el cáncer (radioterapia y quimioterapia).

El tabaco es uno de los factores más estudiados y más relacionados con el cáncer, especialmente con el de pulmón, boca, laringe, páncreas y vejiga. Por otra parte, un consumo de alcohol excesivo puede predisponer a padecer cáncer de hígado, páncreas, cavidad oral y laringe. La alimentación también es muy importante, ya que está demostrado que una alimentación inadecuada incrementa la prevalencia de cáncer de estómago, intestinos y colon (en las zonas donde se da un alto consumo de frutas y verduras el riesgo de cáncer es menor, sin embargo se puede ver aumentado por dietas abundantes en grasas animales insaturadas).

Algunos factores más que conocidos que favorecen la aparición de tumores son los rayos ultravioleta en la formación de la mayoría de los cánceres de piel o las radiaciones ionizantes.

Un ejemplo de cáncer ocupacional se descubrió en un estudio de cáncer de escroto, que tenía una incidencia más elevada en los deshollinadores, identificándose sobre los años ’30 el factor cancerígeno (benzopireno) que contiene el hollín y aumentaba este tipo de cáncer en los trabajadores. Otro tipo de cáncer ocupacional característico es el mesotelioma por asbesto o amianto.

EN RESUMEN

El cáncer es una enfermedad multifactorial y no tenemos todas las claves para tratarlo, por lo que lo más importante que podemos hacer ahora mismo es prevenirlo. Es verdad que la medicina no se caracteriza por ser una ciencia exacta precisamente, no quiere decir que por fumar vayas a padecer cáncer de pulmón ni que por no fumar no vayas a padecerlo, pero lo único que está en nuestras manos es hacer todo lo posible para que las probabilidades de tener esta enfermedad sean las mínimas, cuidando nuestra alimentación, nuestro medio ambiente y nuestro modo de vida.

BIBLIOGRAFÍA:

Medlineplus.com

“El paciente oncológico”. Judith Roca Llobet y Francisca Ruiz Mata (2009)

http://bibliotecadigital.ilce.edu.mx/sites/ciencia/volumen2/ciencia3/096/html/cancer.html

Imagen 1 | stolaf.edu Imagen 2 |diplomaciayprotocolo

The following two tabs change content below.

Bibiana Carreira

Licenciada en Medicina y Cirugía en la Universidad de Santiago de Compostela, entre los años 2004-2010. Cuenta con experiencia como médico de mutua, en donde ha trabajado con el fin de aumentar sus conocimientos en el área de medicina del trabajo y traumatología

Latest posts by Bibiana Carreira (see all)

No comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR