Consejos para elegir tus zapatillas de running

abril 19, 2012
Héctor Tarrío

El running está de moda, pero hay que tener presente que muchos de los que se inician en esta actividad, lo hacen sin tener en cuenta que es un deporte de impacto en donde estamos continuamente impactando contra el suelo, lo cual se puede traducir si no contamos con unas buenas zapatillas deportivas en lesiones deportivas, entre las cuales se destacan las fascitis plantares, tendinitis sobre todo en las articulaciones de rodilla y tobillo o incluso lesiones a nivel de la cadera.

En el siguiente artículo daremos una serie de consejos para no caer en el error de comenzar a correr con un material incorrecto, centrándonos en la elección de las zapatillas.

Cuando nos acercamos a una tienda para probar unas nuevas zapatillas debemos cerciorarnos de que estas deben tener unas características principales que todas deben cumplir, tanto si son para entrenar, competir, o para terrenos firmes como el asfalto o terrenos montañosos.

  • Es importante que la zapatilla cuente con una buena amortiguación, para reducir el impacto contra el suelo.
  • Debe tener una buena flexibilidad, pudiendo doblarse al menos un 30% por detrás de los metatarsos.
  • Debe ser estable, sin deformarse al impactar contra el suelo. Aún siendo pronador o supinador la zapatilla al impactar debe hacer la pisada natural, sin bascular ni hacia afuera (supinador) ni hacia dentro (pronador).
  • Debe tener una buena planta, con un dibujo que nos ayude a agarrarse a diferentes terrenos: caminos, asfalto, barro, hierba,  así como en situaciones adversas como en días lluviosos.
  • Debe ser una zapatilla equilibrada en cuanto a peso y amortiguación, si pesa demasiado nos costará mucho moverla, pero si pesa poco tendrá poca amortiguación. Buscar un equilibrio.
  • La dureza de la zapatilla incide en la resistencia de la misma, pero si tenemos una zapatilla muy duradera no será muy flexible. Según la distancia a la que nos enfrentemos y nuestro peso debemos analizar si es necesario una zapatilla con más dureza o con más flexibilidad.

Todas estas características son complicadas de observar al elegir nuestras zapatillas, por ello cuando estamos probando las mismas debemos seguir los siguientes consejos:

  • Piensa antes para que la vas a utilizar, en que terreno vas a correr habitualmente. Caminos, asfalto, hierba,…Si la utilizas en asfalto necesitarás una zapatilla más amortiguada y si la utilizas en terrenos irregulares, necesitaras una zapatilla con más dureza, más duradera.
  • Si la quieres para largas distancias las zapatillas deben contar con una buena amortiguación, que si las quieres para entrenamientos veloces en donde el peso de la misma debe ser menor.
  • Al probarlas, no deben quedar ni justas ni holgadas. Debe sobrar aproximadamente medio centímetro entre la punta del dedo más largo y la puntera.
  • No olvides llevar tus calcetines habituales al momento de probarlas.
  • La zapatilla debe ser cómoda en el primer momento, no piense que se va a amoldar con el paso del tiempo.
  • Ten en cuenta la forma de tu pie y tu peso, hay multitud de zapatillas, pero normalmente las clasifican por el peso (>75kg, <70kg) de la persona y la pisada (pronador, supinador, neutro).

“En la carrera a pie hay tres fases, primero una de impacto en la que el talón choca con el suelo, una segunda de apoyo, donde la planta del pie está en contacto con el suelo y la tercera fase que es la impulsión, que es cuando los dedos provocan el desplazamiento. La pronación se produce cuando en la segunda fase: el pie se hunde hacia dentro. La supinación es la reacción contraria, hundiéndose hacia el exterior, y la pisada neutra es en la que no se produce ningún hundimiento del pie”

  • Las zapatillas no son eternas, tienen una vida. Se recomienda cambiarlas cada 800-1000 km, pero mi recomendación es que si notáis que la amortiguación o estabilidad de la misma ha descendido considerablemente os planteéis comprar un nuevo par.
  • Si corres >40 km/semana, te recomiendo que tengas dos pares de zapatillas para así ir alternando las mismas. Si este es tu caso, lo mejor es tener 2 tipos de zapatillas diferentes, unas para distancias largas y otras para hacer entrenamientos intensos o de velocidad, las cuales tendrán unas condiciones diferentes.

En definitiva, nadie piensa en todas estas características al comprar su primer par de zapatillas, pero si eres asiduo a correr te darás cuenta de que necesitas una zapatilla que se adapte a ti, y no tu adaptarte a ellas.

Referencias:

Influencia del calzado en las lesiones de nuestros alumnos | efdeportes

Lo que hay que saber antes de comprar zapatillas | guioteca

Aprende a elegir tu calzado | runners

¿Que buscar en una zapatilla de running? | vitonica

Zapatillas de running: Una elección importante | elpulso

Imagen | zapatillas.infoz

The following two tabs change content below.

Héctor Tarrío

Director Buenaforma Sport Coaching Experts. Entre mis formaciones destacar la Licenciatura en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte. Master en Gestión de Instalaciones deportivas (Máster en Gestión de la Universidad Politécnica de Valencia). Entrenador Personal NSCA-CPT (National Stregth and Conditioning Association). Entrenador Superior de Natación (RFEN). Apasionado del entrenamiento personal, del rendimiento deportivo en deportes de resistencia y la prevención de lesiones.

No comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR