Beneficios de los abdominales hipopresivos

Después de un primer artículo sobre los hipopresivos, en el cual hemos explicado por encima ¿Qué son?, vamos a definir los beneficios que nos proporcionan estos, nombrando algunos estudios significativos en donde confirman estos beneficios.

hipopresivos Beneficios de los abdominales hipopresivos

Las investigaciones que se han realizado hasta el momento sobre el método hipopresivo, concluyen que tienen los siguientes beneficios:

  1. REDUCIR BARRIGA:  Reduce la cintura pues contrae la faja abdominal de forma no voluntaria. Los ejercicios hipopresivos logran que la barriga entre sola sin que hagas ningún esfuerzo para esconderla. Esto aumenta su tono de reposo. En relajación te observaràs con un abdomen más plano y duro.
  2. DISMINUIR EL DOLOR DE ESPALDA: Los ejercicios hipopresivos hacen que las vértebras se separen y que sean descomprimidas por la disminución de la presión de manera que las lumbálgias, dorsalgias y otras molestias de la espalda disminuyen o desaparecen
  3. MEJORAR LA FUNCIÓN SEXUAL: El aumento del riego sanguíneo y el aumento de sensaciones en la zona genital aumentan el deseo, las sensaciones y el control en todo lo referido con el sexo.
  4. AUMENTAR EL RENDIMIENTO DEPORTIVO: La mejora de la musculatura respiratoria, el aumento de glóbulos rojos, la mejora postural y biomecànica provoca un gran aumento del rendimiento deportivo. Los glóbulos rojos, la EPO y otros parámetros sanguíneos aumentan en mayor proporción que en los entrenamientos de altura
  5. SOLUCIONAR Y PREVENIR LA INCONTINENCIA URINARIA: Todas las investigaciones muestran disminuciones muy elevadas de la incontinencia urinaria incluso en mujeres de avanzada edad. El aumento del sostén que hace un suelo pélvico competente y la recolocación de la vejiga son algunas de las explicaciones.
  6. PREVENIR HERNIAS: Las hernias abdominales, inguinales, umbilicales, discales, vaginales, las pubalgias, se provocan por dos factores: 1) Un aumento de presión y 2) Un tejido que no aguanta. Los hipopresivos aumentan el tono muscular de la faja evitando que los lógicos aumentos de presión de los esfuerzos, la tos, los deportes,…provoquen hernias.
  7. EXCELENTE MÉTODO PRE Y POST PARTO: El método hipopresivo surgió de la fisioterapia postparto y es considerado como el mejor método que existe para el pre y post parto, siendo aplicado en hospitales y clínicas de muchos países.
  8. MEJORAR LA FUNCIÓN RESPIRATORIA: Los músculos inspiradores y espiradores son potenciados, esto soluciona problemas de asma y mejora la captación y el aprovechamiento del oxígeno.
  9. MEJORAR LA POSTURA Y EL EQUILIBRIO: Proporciona una regulación del tono muscular general. Disminuye los excesos de tono de algunos grupos musculares que tienen un exceso del mismo y aumenta el tono de los músculos que tienen un defecto del mismo. Es lo que se conoce como normotonización y proporciona unas mejoras posturales evidentes en pocas sesiones.
  10. SOLUCIONAR Y PREVENIR LAS CAÍDAS DE ÓRGANOS INTERNOS: La aspiración que se provoca dentro del abdomen hace que la vejiga, el recto y, en las mujeres, el útero se recoloquen fácilmente en su sitio.

INVESTIGACIONES QUE CONFIRMAN ESTOS BENEFICIOS

En un estudio realizado por  Esparza (2007) sobre una muestra de 100 mujeres, de una media de edad de 36 años, con hipotonía de suelo pélvico e incontinencia urinaria de esfuerzo se constató mediante tonimetría  que la práctica de ejercicios hipopresivos, 20 minutos diarios durante 6 meses, producía un aumento del tono muscular del suelo pélvico con un incremento del tono de base de un 58% y del tono de carga (capacidad de amortiguación) de un 48%. De forma añadida, el estudio aporta datos del aumento de la fuerza contráctil en un 20% y una disminución del perímetro de la cintura del 8%.

Resultados parecidos se aprecian en población mayor de 60 años a través del estudio de Fernández, (2007), donde una población de una media de edad de 68,5 años, entrenando 4 veces semana 20 minutos, durante un periodo de 6 meses, aumentaron el tono de base el 23,5%, el tono de carga el 25,3% y el bloqueo perineal al esfuerzo el 108,4%. En un 85,7% de los casos, se produjo una disminución o incluso una desaparición completa de sus síntomas de incontinencia urinaria.

Caufriez  (2007), aprecia que, con la práctica de ejercicios de Técnicas Hipopresivas durante 10 semanas, 1 hora por semana, se logran unas mejoras posturales evidentes puestas de manifiesto por un reposicionamiento de la proyección del eje de gravedad, una disminución de las flechas lordóticas lumbar  y cervical y una disminución de la cifosis dorsal mientras que las desviaciones laterales también resultan significativamente menos importantes. El sentimiento de confort postural aumenta significativamente (mejor movilidad, mayor flexibilidad, menor pesadez, menos dolor).

Un reciente estudio longitudinal intergrupos, llevado a cabo por la Universidad de Santiago y la de Vigo, con 126 mujeres de edades comprendidas entre 25 y 60 años (media de edad 42,8 años) que realizaron a lo largo de 14 semanas, 3 veces a la semana 30 minutos de ejercicios abdominales, ha mostrado en el grupo que realizaba ejercicios abdominales hipopresivos una reducción significativa del perímetro de la cintura de 3,5 cm de media y una disminución de la incontinencia urinaria de 2,8 puntos de media (Espuña, Rebollo y Puig  2004),  que equivale, en algunos casos, a la desaparición de las pérdidas de la misma (Rial y Pinsach, 2010).

Se ha observado que mejora el tránsito intestinal, evita el estreñimiento, proporciona mejoras en la función sexual, soluciona determinados tipos de hernia de hiato, evita hernias abdominales y de columna por el aumento de tono muscular y la mejora en la gestión de las presiones.

Agradecimientos a Piti Pinsach por enviarnos la documentación pertinente.

Imagen | ironrobert

Share

Sobre el autor

Héctor Tarrío

Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte. Especialista en Gestión de Instalaciones deportivas (Máster en Gestión de la Universidad Politécnica de Valencia). Entrenador Personal NSCA-CPT (National Stregth and Conditioning Association). Entrenador Superior de Natación (RFEN), Especialista en Nutrición deportiva para el rendimiento y la salud (Sportis). Especialista en Mat Pilates. Actualmente desempeñando mi labor profesional como Técnico de sala de musculación en la Piscina Municipal Fontecarmoa, así como en clases dirigidas de Pilates.

Ver más artículos de Héctor Tarrío