Última opción operar: Los riesgos de la cirugía bariátrica

febrero 04, 2013
Veronica Varela

El sobrepeso y la obesidad se definen como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud. Normalmente, y como ya hemos mencionado anteriormente el indicador más común es el Índice de Masa Corporal (IMC), el que tiene en cuenta la relación altura y peso (kg/m2).

La OMS establece que un IMC por encima de 25 es sobrepeso, pero que por encima de 30 es obesidad. Teniendo esto en mente, podemos afirmar que  esta acumulación de grasa excesiva actúa como el quinto factor principal de riesgo de muerte en el mundo, causando unas 2,8 millones de muertes en personas adultas por año. Pero que además, incrementa el riesgo de enfermedades non-comunicables como la diabetes en un 44%, en un 23% las cardiopatías isquémicas y entre el 7% y el 41% algunos cánceres.

En 2008, la OMS presentó algunas de sus estimaciones en relación a este tema:

  • 1400 millones de adultos de 20 y más años tenían sobrepeso.
  • De esta cifra, más de 200 millones de hombres y cerca de 300 millones de mujeres eran obesos.
  • En general, más de una de cada 10 personas de la población adulta mundial eran obesas.

Estos son datos desalentadores y que nos revelan que estamos ante una enfermedad mundial, de hecho una pandemia. Como ya hemos mencionado en otros artículos, la forma más eficaz de prevenir esta acumulación de grasa es a través de una dieta equilibrada y ejercicio físico. Sin embargo,  cuando la obesidad supera ciertos límites estas recomendaciones ya no son suficientes y el paciente necesita de ayuda externa.  En este punto es cuando hablamos de medicamentos o cirugías.

El tener un IMC de 40 o más, o de 35 a la vez que otro problema de salud como diabetes de tipo 2, o tensión alta, son los requisitos para la operación bariátrica. En este punto  el exceso de grasa en nuestro cuerpo es una amenaza real para nuestra supervivencia.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=3QqIW5tt5Cw[/youtube]

La cirugía bariatrica es un método efectivo y rápido para reducir el exceso de grasa en nuestro cuerpo. Aún así, antes de someterse a este tipo de tratamientos radicales debemos de intentar perder peso a través de ejercicio y de una dieta sana,  controlada en calorías, debido a los riesgos que implica.

Cuando pensemos en cirugía baríatrica, debemos centrarnos en dos tipos de cirugía, que son los más comunes:

1) BYPASS GÁSTRICO

Donde se redirige el sistema digestivo haciendo el estómago más pequeño, por que solo necesitas cantidades pequeñas para sentirte lleno.

Ver vídeo explicativo aquí: Bypass gástrico

2) BANDA GÁSTRICA

Donde se utiliza una banda para reducir el tamaño del estómago.

Ver vídeo explicativo aquí: Banda gástrica [ENG]

Con este tipo de cirugías se puede alcanzar grandes pérdidas de peso en un muy tiempo corto. Sin embargo, estas no son una solución mágica, ya que después de la cirugía el paciente debe seguir un riguroso estilo de vida saludable de por vida. Ya que recuperar el peso perdido implicaría serias complicaciones.

Es cierto que después de una banda gástrica se puede perder al rededor de la mitad del exceso de grasa y que con el bypass sobre dos tercios [1]. Sin embargo, la cirugía bariátrica implica riegos como:

  • Sangrado interno
  • Trombosis en las venas profundas
  • Embolia pulmonar
  • Complicaciones gástricas
  • Infección 
Así mismo una pérdida rápida de peso puede provocar [2]:
  • Exceso de piel, para lo que se va a necesitar más operaciones.
  • Cálculos biliares
  • Hernias
  • Neumonía.
  • Efectos psico-sociales (problemas con la pareja, cambios de humor, problemas con la comida…)
  • Bloqueo estomacal (bloqueo del bypass por un trozo de comida)
  • Que se mueva la banda gástrica
  • Intolerancia a la comida
  • Muerte

En un estudio publicado recientemente “El Estudio Nacional Confidencial sobre Resultados Médicos y Muerte en Pacientes” en Reino Unido, se confirmó que casi el 20%  de los pacientes debe regresar al hospital en los seis meses tras la operación, a consecuencia de algún efecto secundario.

En este mismo estudio también se encontró que sólo 29% de los pacientes sometidos a las cirugías recibieron asesoría psicológica antes de la operación y que un 25% de los formularios de consentimiento no contenían información apropiada sobre la cirugía, por ejemplo, los riesgos involucrados en ella.

Las operaciones bariátricas están aumentando en todo el mundo, pero a pesar de ser “un tratamiento increíblemente exitoso y costo efectivo”, implican alto riesgo, por  lo que debe ser la última de nuestras opciones. Debemos tener en cuenta que lo primero es intentar perder peso a través de una dieta equilibrada y ejercicio, aunque la pérdida de peso se produzca más lentamente.  Sin embargo, si estamos decididos a ello debemos asegurarnos de que estamos bien informados y que los médicos nos ofrecen las mayores garantías.

BIBLIOGRAFÍA:

[1]  Weight loss surgery. www.nhs.uk

[2] Weight loss surgery – Risks. www.nhs.uk

Obesidad y sobrepeso – www.who.int

Imagen 1 | Historia de mi By pass gástrico

[stextbox id=”alert” bgcolor=”a1c4a1″]

LOS HAS LEÍDO:

[/stextbox]
The following two tabs change content below.

Veronica Varela

Investigadora Predoctoral “Healthy habits and drugs Consumption in University Students”, Licenciada en Actividad Física y Ciencias del Deporte, Diplomada en Magisterio: especialidad en Educación Física en la Universidad de Vigo. Ha realizado intercambios internacionales para el doctorado en Loughborough University, Inglaterra, y en la Universidade Federal de Santa Catarina, Brasil.

No comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR