Es tu empresa saludable: Personal Trainer en la empresa

junio 11, 2013
Héctor Tarrío

Al leer la primera parte del título de la entrada (“Es tu empresa saludable…”) algunos estaréis buscando en el artículo si nuestra empresa es viable y nuestra idea de negocio funciona….claramente eso no tendría lugar en la temática de nuestro blog, pero si el hecho de la salud de “las vísceras” de nuestra empresa. Esta no es solamente un “boss” que manda a sus empleados trabajar eficazmente y siempre dando el 100%, ya que estos empleados a los cuales nos podemos referir como los responsables de que todo el proceso funcione correctamente son tan importantes como una gerencia o dirección eficaz.

En la sociedad actual sobre todo en la hispana, observamos como los empresarios no tienen la misma visión de la importancia que tienen los empleados para el correcto funcionamiento de toda la estructura empresarial, sobre todo en época de crisis en donde la frase “es lo que te ofrezco, o lo coges tu o ya buscaré a otro” suele verse bastante en todos los sectores… esto hace que los empleados estén frustrados y no rindan adecuadamente, pero sobre todo no sentirse valorado dentro de la empresa, repercutiendo en su rendimiento y su productividad.

El valorar al empleado no implica pagar más sueldos, por ello en este artículo me gustaría que recapacitarais sobre la salud de vuestros trabajadores; no solo la salud física aunque es la que mejor podemos medir, sino la salud psicológica, y como tener a un empleado contento y satisfecho además de en buenas condiciones físicas puede aumentar la productividad y el trabajo dentro de la empresa.

Hagámonos una simple pregunta ¿Qué es para nosotros SALUD?, habitualmente se define como ausencia de enfermedades, pero eso no solo recae sobre el papel de solucionar un problema, sino también sobre la prevención. Al pensar en salud, lo primero que nos viene a la mente son los médicos, pero al igual que estos también existen otros profesionales muy importantes como pueden ser los nutricionistas o los que podemos considerar “asesores de salud” entre los cuales enmarco a los entrenadores personales. En cuanto a transmisión de hábitos saludables hasta no hace mucho los médicos “cateaban” simplemente porque no aplicaban lo que transmitían con sus palabras: realiza ejercicio, no fumes ni bebas, ten unos hábitos alimenticios adecuados, y no se a vosotros pero cada vez que me decían algo similar lo miraba de arriba a abajo para ver si este es un “modelo a seguir” y claramente no era así.

¿Es lo mismo que me diga un entrenador personal con 30kg de sobrepeso que tengo que alimentarme bien, que me lo diga un entrenador personal en forma y que cuenta con buena salud? La respuesta es obvia, la imagen y el ponernos en el lugar de la persona tiene gran importancia en el cambio de hábitos saludables, y sin lugar a duda este es el trabajo que muchos entrenadores personales debemos realizar día a día, sobre todo por los cambios que la sociedad ha sufrido, aumentando el sedentarismo, además de una peor alimentación, lo que repercute en el control del peso corporal, y en aspectos cardio-importantes como el colesterol o la hipertensión (entre otros).

En este caso nos centraremos en intentar responder una pregunta: Si creamos puestos como el médico de la empresa ¿Por qué no crear el de entrenador personal de la empresa?

Desde hace un tiempo, especialmente en otros países se han llevado a cabo campañas incluyendo actividad física dentro de la estructura de la empresa, añadiendo programas de ejercicio que realizar al final de su jornada, o incluso añadiendo descansos entre el trabajo para realizar algo de ejercicio físico. Ahora bien, y si vamos más allá, ¿Que pasaría si incluimos un entrenador personal que trabaje para que nuestros trabajadores adopten hábitos saludables? entre los cuales podemos incluir además del ejercicio físico diario, una correcta alimentación y sobre todo unas pautas de higiene postural en nuestro trabajo; seguramente estaremos hablando de un menor número de bajas laborales, además de aumentar la autoestima y la satisfacción personal de los mismos.

Las bajas laborales son una epidemia, incluyendo a los directivos, aunque estos se asocian más por un exceso de responsabilidad, o el temido estrés y ansiedad laboral. (Noticia: “Uno de cada cuatro bajas laborales en España está relacionada con el estrés”)En un trabajo desempeñado por el “Centro de Investigación Biomédica EuroEspes” se estudiaron 190 directivos (entre 29 y 68 años) en donde concluyeron que el 22% padecían problemas cerebrovasculares asociados con síntomas como vértigos, mareos, etc. pero sobre todo destacar que el 20% tenían tasas de colesterol elevadas, y el 17% trastornos de depresión. Esto implica que los directivos empresariales están sometidos a un gran estrés. ¿Es eso beneficioso para su trabajo?. Además de esto debemos añadir que el 15% de estos sufrían cefaleas crónicas (migraña), y si a esto le sumamos unos hábitos de vida poco saludables como poco ejercicio físico, mala alimentación, estaremos jugando con el riesgo cardíaco y cerebrovascular.

Por otro lado deberíamos tener en cuenta que las dolencias de espalda causan el 20,4% de las consultas médicas relacionadas con la salud laboral, ocasionando costes que alcanzan hasta el 1,7% del PIB. Enseñar a estas personas unas pautas de higiene postural, o conseguir que su postura sea adecuada durante su trabajo puede ayudar a mejorar tanto las condiciones de trabajo del empleado, como a la productividad de la empresa.

Siendo realistas, pocas empresas están interesadas en llevar a cabo programas de prevención de salud adecuadas, y siguen basándose en solamente hacer las míticas pruebas médicas a las cuales están obligados, centrándose en los números y en la rentabilidad, sin mirar el bosque que hay detrás del árbol que tenemos en frente. Pero debemos hacer por lo menos que reflexionen con una simple frase:

Si tu trabajador no sonríe, tu empresa no sonríe

Si después de esta pequeña lectura sigues pensando que los ingresos y gastos siguen siendo lo más importante de tu empresa, debes ponerte las “gafas de la verdad” y mirar a los empleados como una fuente de beneficios o en cambio como un pozo sin fondo que puede ser si este no está contento y además su salud no es la adecuada…¿Puedes hacer algo para evitarlo? Es tu empleado, implícate en su desarrollo, tanto dentro como fuera de la empresa, si tiene buena salud física y mental, realizará un mejor trabajo y eso hará que tu empresa tenga mayor crecimiento.

¿CÚAL ES EL TRABAJO DE UN ENTRENADOR PERSONAL DE EMPRESA?

Ante todo decir que el nombre no es el más adecuado, en mi opinión debemos referirnos a este profesional como un “health coaching”, implicado no solo en el movimiento motor, sino también en un cambio de visión de la salud. Lo más importante será conseguir el objetivo principal: “cambiar hábitos”, y para que este objetivo tenga lugar no solo se debe recurrir a las típicas charlas de riesgos para la salud, o hábitos posturales que se dan de forma general en las empresas; este trabajo debe ser individualizado, por ello debemos recurrir a un entrenador personal, acostumbrado a individualizar los problemas, y desempeñar su mejor trabajo de forma individualizada o en pequeños grupos para que se de la mejor transferencia posible. (juntar a 300 empleados para una charla de nutrición ¿es lo más adecuado?, habrá personas de todo tipo y seguramente las ideas que saquen no las apliquen diariamente).

La ventaja de este “health coaching” es la filosofía de “donde quieras y cuando quieras” estar de lado de los trabajadores para resolver sus dudas y problemas que se encuentran durante su trabajo o fuera de él, hace que la aplicabilidad de sus recomendaciones especialmente las de caracter de higiene y de ejercicio físico, en donde siempre será mejor que lo pruebe en su propio cuerpo, por ejemplo realizando una sesión de ejercicios de hábitos correctivos, que dando una charla sobre que debería hacer. Poder establecer rutinas de ejercicio físico individualizado, y con el correcto control de un profesional que trabaja para que cada uno de vosotros se encuentre en las mejores condiciones durante toda su vida laboral será un valor añadido de la propia empresa.

Espero que por lo menos haga reflexionar a algún empresario y pueda poner en práctica algún programa de hábitos saludables individualizado, no solo por la salud de los empleados sino por la salud de la empresa.

BIBLIOGRAFÍA

Hernández Castañeda, G. “Nuevas tendencias en entrenamiento personal” – Editorial: Paidotribo

Imagen 1 | menshealth.co.uk Imagen 2 | es.qdq.com

The following two tabs change content below.

Héctor Tarrío

Director Buenaforma Sport Coaching Experts. Entre mis formaciones destacar la Licenciatura en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte. Master en Gestión de Instalaciones deportivas (Máster en Gestión de la Universidad Politécnica de Valencia). Entrenador Personal NSCA-CPT (National Stregth and Conditioning Association). Entrenador Superior de Natación (RFEN). Apasionado del entrenamiento personal, del rendimiento deportivo en deportes de resistencia y la prevención de lesiones.

No comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR