Después de que nuestro compañero Ivan Feijoo escribiera una introducción a la electroestimulación en Buena Forma, la cual os recomiendo leer. Hoy creo conveniente avanzar un poco más en este tema y explicar un poco los programas más habituales y ¿que es la frecuencia del impulso?, para que podáis llevarlo a la práctica y conocer el porqué se recomienda un programa u otro dependiendo del objetivo o el momento en el que nos encontramos.

Antes de nada definamos que es la frecuencia del impulso. La unidad de medida de la frecuencia del impulso es el Hz, esta es definida como el número de veces que se repite la onda eléctrica en un segundo. Así por ejemplo si utilizamos una frecuencia de 15 Hz significa que envian 15 impulsos por segundo al músculo. Cuanto más elevada sea la frecuencia mayores serán la fuerza y la potencia, por tanto es lógico afirmar que un programa de potencia necesitará una frecuencia más elevada que un programa de resistencia aeróbica.

electroestimulacion con isquios

Hay que dejar claro que siempre se estimulan tanto las fibras rápidas como las lentas, pero la frecuencia determinará cuales de ellas trabajan. Las fibras lentas serán tetanizadas a 33 Hz, por ello una frecuencia superior a esta no hará que estas fibras trabajen más que a 33 Hz. En cambio las fibras mixtas su tetanización comienza a los 20 Hz y finaliza a los 50 Hz siendo las habitualmente utilizadas en trabajos de fuerza-resistencia. Y finalmente las fibras rápidas su tetanización comienza en 33 Hz y termina hacia los 66 Hz. Todos estas frecuencias serán para personas sedentarias, en cambio para deportistas estos varian considerablemente, por ello debemos individualizar la frecuencia según el deportista al que queremos entrenar.

Es habitual que en deportistas entrenados en deportes de velocidad o de fuerza las frecuencias a utilizar sean superiores a las anteriormente comentadas, y por eso la clasificación que a continuación podéis observar divide las frecuencias hasta los 150 Hz.

Según lo anterior, se establecen como corrientes de baja frecuencia aquellas que la frecuencia es menor a 40 Hz, los cuales estarán orientados a programas de recuperación, capilarización u oxigenación del músculo. Y por contra las corrientes superiores a 40 Hz será de alta frecuencia, y estarán orientadas al entrenamiento de fuerza (Herrero, 2006).

Los efectos de la frecuencia de corriente serán diferentes según los hercios que se apliquen, por eso no es simplemente poner corrientes, sino que los programas variarán según nuestro objetivo.

Según Meaños (2002), este realiza la siguiente clasificación:

De 1 a 3 Hz, las corrientes estarán persiguiendo unos efectos relajantes y descontracturantes. La disminución del tono conseguida se mantendrá durante varias horas después del tratamiento. Muchos electroestimuladores intercalan frecuencias de 1-3 Hz en los periodos de reposo entre contracciones de frecuencia más elevada, como por ejemplo en programas de fuerza. Estos periodos son útiles para facilitar al músculo la recuperación entre contracciones. [programas descontracturantes en compex]

De 4 a 7 Hz se produce una liberación de endorfinas y encefalinas fruto del efecto antiálgico. Ideal para eliminar edemas y metabolitos acumulados por el ejercicio. Los programas que tengan unos 4 Hz (máximo 5 Hz) serán más indicados para buscar un efecto antiálgico, es decir endorfínico y si tienen unos 7 Hz, tendrá más importancia el aumento del flujo sanguíneo y oxigenación.[programas compex: endorfínico, relajación o recuperación activa]

De 8 a 10 Hz están orientados a un aumento del flujo sanguíneo, parece ser que tiene beneficios a nivel de drenaje venoso y es muy interesante cuando perseguimos un objetivo de restauración de tejidos, generando nuevos capilares sanguíneos y evitando las contracturas tan habituales. [programa capilarización en compex]

Al superar los 10-20 Hz, comienza la contracción muscular, pudiendo ser selectiva la activación de unas u otras fibras musculares a través de la frecuencia de corriente empleada:

Si la frecuencia es de 10 a 33 Hz el reclutamiento de fibras será de las fibras lentas o tipo I, aumentando la resistencia de las mismas, pudiéndose provocar una transformación de fibras tipo I en fibras tipo IIa. Es interesante sobre todo para mejorar el tono muscular pero sobre todo si lo combinamos con entrenamiento aeróbico puede ser la frecuencia adecuada para conseguir los mejores resultados en un programa de pérdida de peso, consiguiendo mejorar la utilización de las grasas como principal sustrato energético. [Programas compex: Resistencia aeróbica, amiotrofia, tonificación, remusculación]

De 33 a 50 Hz se estimulan las fibras intermedias tipo IIa incrementándose la resistencia a la fatiga, siendo una frecuencia muy utilizada en deportes de resistencia como corredores o ciclistas, sobre todo debido a que conseguimos mejorar los niveles de fuerza sin un desarrollo excesivo del volumen del músculo. [programas compex: fuerza-resistencia, musculación o bodybuilding]

De 50 a 75 Hz se estimulan las fibras intermedias tipo IIb, aumentando la fuerza y la resistencia muscular localizadas. Si buscamos hipertrofia muscular máxima, la frecuencia a utilizar para que esta sea máxima será de 70-75 Hz. Debemos tener en cuenta que combinar entrenamiento voluntario con electroestimulación puede ser muy interesante para conseguir unos resultados de hipertrofia excelentes, especialmente en zonas donde el ejercicio voluntario es más complicado, o para ganar masa muscular después de una lesión eliminando en la medida de lo posible la carga articular que muchos ejercicios voluntarios pueden suponer. [Programas compex: Hipertrofia]

De 75 a 150 Hz se produce una supertetanización de las fibras IIm. Se mejoran las manifestaciones reactivas de la fuerza. Permite realizar contracciones musculares máximas a gran velocidad sin dañar el cartílago articular al no tener que soportar grandes pesos. Interesante para limitar los entrenamientos pliométricos en donde el riesgo articular es muy elevado. Conseguimos grandes contracciones musculares que en entrenamienvo voluntario sería muy traumatizante, sobre todo articularmente, por la carga que debemos movilizar. [Programas compex: Fuerza, pliometría]

Hay que resaltar que para aumentar la fuerza máxima la frecuencia a utilizar debe ser de hasta 120 Hz, pero cuando se trata de mejorar la fuerza explosivo-elástica-reactiva debemos aumentarla hasta los 150 Hz. Esto es contrastado por Brocherie (2005) que consiguió una mejora en la distancia de 10 metros, en la que usaba la fuerza máxima y no en la de 30 metros donde se utilizaba la fuerza elástico-reactiva.

Decir que la intensidad de la corriente a la que trabajamos con los diferentes programas debe adaptarse al momento de la temporada o microciclo en el que se encuentre el deportista y variará de una persona a otra por numerosos factores, incluyendo claramente el umbral del dolor y el máximo dolor de cada deportista. La constancia y una buena planificación será fundamental para conseguir sacarle el máximo partido al electroestimulador.

Un programa de electroestimulacion con un claro objetivo de entrenar la fuerza muscular debe ir asociado a una contracción voluntaria en el momento del impulso. Valdora, 2000; expuso como la estimulación muscular inducida por electroestimulación debe ser integrada a un programa de ejercicio voluntario que mantenga la propiocepción del deportista. Años más tarde en 2005, Gregory defendió que ambos métodos debían de aplicarse conjuntos o simultáneos debido a que el reclutamiento de fibras era inverso en cada uno de ellos.

Se consiguen mejores resultados combinando electroestimulación y ejercicio voluntario básicamente por dos motivos: Se realiza el doble de ejercicio, y al realizar ejercicio voluntario este recluta primero las fibras lentas y la electroestimulación reclutaba primero las rápidas.

La superposición de electroestimulación al ejercicio voluntario conseguirá que aumente el número de unidades motoras reclutadas y aumentaba así la fuerza de contracción en el ejercicio excéntrico. (Paillard, 2006)

Obviamente la electroestimulación es una alternativa interesante, pero tampoco es el único camino para conseguir nuestros objetivos. Como opinión para conseguir esas adaptaciones necesarias debemos combinar la electroestimulación con ejercicios específicos del deporte, así mejoraremos el control motor y este estará orientado hacia nuestra práctica deportiva habitual.

Si os interesa el tema y queréis profundizar un poco más en él os recomiendo el blog de Pedro García que cuenta con suficiente material como para perderte en la electroestmiulación: Electroestimulacióndeportiva.com


BIBLIOGRAFÍA

[spoiler]Imagen 1 | nadapedaleacorre

Pombo, M; Rodriguez, J; Brunet X; Requena, B. (2004) La electroestimulación entrenamiento y periodización.

Tesis doctoral de Elisa Mª Benito Martínez (2013) «Combinación simultánea de electroestimulación neuromuscular y pliometría. Un complemento al entrenamiento de velocidad y salto» ISBN 978-84-8439-009-1[/spoiler]

Héctor Tarrío

Héctor Tarrío

Director Buenaforma Estudio de entrenamiento personal. Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte. Master en Gestión de Instalaciones deportivas (Universidad Politécnica de Valencia). Master en Alto Rendimiento Deportivo en Deportes Cíclicos (Universidad de Murcia) Entrenador Personal NSCA-CPT (National Stregth and Conditioning Association). Entrenador Superior de Natación (RFEN). Entrenador Superior de Triatlón (FETRI). Apasionado del entrenamiento personal, del rendimiento deportivo en deportes de resistencia y la prevención de lesiones.

6 comentarios

  • jant gr dice:

    Hola, he adquirido un vitalcontrol y tengo varias dudas respecto a la hipertrofia muscular en brazos y marcar abdominales.
    Según leo es mejor usarlos en la misma rutina no?
    Aunque no se que programa usar.
    Ni tampoco para los abdominales.
    Agradeceria algo de orientación.
    Saludos

  • richar dice:

    Buenas noche quisiera que me sacaras de una duda que tengo al respecto a un electroestimulador que he adquirido el electroestimulador en cuestión es un compex one+tens
    El problema es que tengo condromalacia en las rodillas y el deporte que estaba haciendo era montabike. Mi pregunta es ¿con el compex one+tens puedo ganar musculatura en los cuádriceps? Tampoco es que quiera tener las piernas de Roberto Carlos pero podría valer para ganar masa muscular porque para todo lo demás si vale no. Y si no vale me podrías recomendar un electroestimulador que no supere los 200€ por problemas economicos
    Gracias y un saludo

    • Héctor Tarrío dice:

      Buenas Richard, perdona por la tardanza en responder. El One tens es un electroestimulador digamos de la categoría baja-media de compex, en donde contamos con pocos programas, pero si cuentas con los siguientes: «Marca tus abdominales», «Desarrolla tus biceps», «Define tus pectorals», «Fortalece tus cuádriceps» En tu caso este último será el adecuado para ganar masa muscular en cuadriceps.

    • Sergio dice:

      La electroestimulacion me ayudado mucho con mis problemas de condromalacia!!!

  • Raul dice:

    No conocía la electroestimulación y ha sido todo un descubrimiento.

Información de contacto

Calle Albarrán 1, Planta 3ª
Polígono Industrial Trabanca Badiña
36613 Vilagarcía de Arousa (Pontevedra)

Telf.:

665 667 200

Email.:

info@buenaforma.org

Te ayudamos
!No te quedes con dudas!
Héctor TarríoWhatsApp
Héctor TarríoPhone