Deporte escolar (I)

Noviembre 23, 2010
Marcos Domato

Hace bastante que no posteamos por falta de tiempo aunque estamos volviendo a la normalidad y al ritmo de posteo anterior.

Ya que estamos en plena época escolar, me parece interesante tratar este tema, porque muchas veces el deporte en la escuela es la manera que tienen los niños y niñas de acceder al deporte de competición.

En general, las experiencias que los niños y niñas tienen a estas edades, los marcarán de por vida. Ya sean experiencias positivas o negativas.

Por tanto el deporte escolar es un punto de partida fundamental para abrirle a las niñas y niños las puertas del deporte, ya sea de competición o de salud si las experiencias son buenas, o alejarlos completamente de éste si las experiencias son malas.

El deporte escolar tiene que tener unas características determinadas que lo hagan viable y positivo para los deportistas:

  • Ratio de deportistas por entrenador: Dependerá del deporte, ya que no es lo mismo un equipo de fútbol en que juegan a la vez 11 niños o niñas, que uno de fútbol sala en que juegan a la vez 5 deportistas. Normalmente el número máximo de jugadores por equipo lo define la federación deportiva de cada deporte, pero es conveniente que no se alcance ese máximo, ya que así podemos aumentar la cantidad de tiempo en que el deportista está compitiendo.

Lo mejor en estos casos es buscar un equilibrio entre número de niños y tiempo que éstos jugarán en cada partido.

  • Entrenadores formados: Se tiende a pensar, que los entrenadores de base no tienen que tener una gran formación con respecto a los entrenadores de élite. Esta idea hay que desterrarla, ya que los entrenadores de base son los que van a enseñar los gestos técnicos, el manejo de móviles e implementos, cómo colocarse, qué hacer en cada situación, etc.

Por tanto lo ideal es que los entrenadores de base sean los más formados y experimentados además de saber tratar con deportistas de corta edad.

  • Ratio de equipos por terreno de juego: Quizás este sea el punto más conflictivo, ya que a los colegios les encantaría tener 3 o 4 equipos por cada modalidad deportiva. Pero este es un sueño difícil de alcanzar si sólo disponemos de una pista polideportiva cubierta.

Esto es un gran problema cuando vivimos en una zona lluviosa y es un factor a tener muy en cuenta.

Sin embargo, una buena organización de los horarios en los que entrena cada equipo ahorra muchos problemas.

Estos consejos básicos son aplicables en general a todos los deportes de equipo con cooperación-oposición, aunque puntos como el primero y el segundo son extrapolables a deportes individuales o deportes sin cooperación-oposición, como pueden ser las artes marciales o las actividades con soporte musical como la danza, gimnasia rítimica, gimnasia artística o gimnasia deportiva.

En la segunda parte del post, que publicaré en los próximos días, hablaré sobre qué capacidades físicas se deben entrenar con mayor intensidad y cuáles deberían estar casi prohibidas según el grupo de edad en que se encuentren nuestros chicos y chicas.

Comparte el post:

The following two tabs change content below.

Marcos Domato

Latest posts by Marcos Domato (see all)

1 Comment. Leave new

Deporte escolar (II) « Buena Forma
24 Noviembre, 2010 2:17 pm

[…] hablé en el anterior post sobre deporte escolar, es fundamental que se cumplan unas características que hagan que la calidad de las actividades […]

Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies