Ejercicio físico y riesgo cardiovascular

Marzo 14, 2011
Héctor Tarrío

Hoy 14 de Marzo, es el día Europeo del riesgo cardiovascular, y desde buena forma queremos hacer mención desde nuestro campo, la actividad física, a algunos aspectos que es importante saber de la actividad física en personas con problemas cardiovasculares o personas que tienen un gran riesgo de padecerlas.

Antes de nada resaltar que uno de los principales factores de riesgo cardiovascular es la hipertensión, la cual afecta a más de 11 millones de españoles, es decir un 25% de la población, y a un 65% de los mayores de 60 años. La organización mundial de la salud (OMS) estima que cerca de 17 millones de personas murieren cada año durante la década pasada por enfermedades cardiovasculares, lo que equivale al 29% de todas las muertes registradas. En EE.UU alrededor de 2.400 personas mueren cada día por esta causa, siendo la enfermedad arterial coronaria el tipo más común y la primera causa de muerte en dicho país. En España se producen alrededor de 40.000 muertes anuales (104 hombres por 100.000 habitantes y 46 mujeres por 100.000 habitantes), lo que supone alrededor del 11% de todas las defunciones. Del conjunto de las enfermedades cardiovasculares, las enfermedades coronarias representan el 30% de las mismas y, dentro de ellas, el infarto agudo de miocardio es la causa más frecuente de muerte, con un 68%.

La incidencia aumenta con la edad y a partir de los 35 años se duplicará el riesgo de sufrir un problema cardiovascular cada 5 años.

La ausencia de actividad física es considerada como el mayor factor de riesgo por la American Heart Association. Las personas sedentarias tienen una mayor incidencia de enfermedad coronaria en comparación con quienes hacen ejercicio físico habitual.

El ejercicio físico es primordial para la rehabilitación cardíaca debido a que:

  • Elimina las influencias negativas de la falta de actividad física.
  • Mejora la capacidad funcional.
  • Mejora la eficacia circulatoria e incrementa la vascularización del corazón.
  • Disminuye los factores de riesgo cardiovascular (colesterol, hipertensión, obesidad, estrés,…).
  • Mejora el nivel de bienestar anímico y la calidad de vida.
  • Previene nuevos episodios coronarios.

La pauta principal para un programa de ejercicio físico para personas con problemas cardiovasculares es realizar ejercicio a una intensidad muy baja, controlando continuamente la frecuencia cardíaca. Para que quede mas claro, deberán realizar un ejercicio fisico en donde deban disfrutar de la actividad y no fatigarse, para ello se recomienda que durante la actividad puedan hablar fluidamente, si no es capaz a hablar con normalidad es que la actividad está siendo más intensa de lo que necesitamos. Para determinar la Frecuencia cardíaca de ejercicio en estos pacientes no podemos utilizar la típica fórmula de 220-edad ya que sería un error garrafal, si se quiere tener una aproximacion de su frecuencia cardíaca en ejercicio debemos aconsejar a nuestro usuario que se haga una prueba de esfuerzo progresiva, siempre vigilado por especialistas médicos.

Las pautas principales para comenzar con un programa de ejercicio físico se pueden resumir en las siguientes:

  • Hacer ejercicio regularmente, al menos 3-5 veces a la semana.
  • Elegir ejercicios dinámicos (caminar, correr, nadar o bicicleta) y realizarlos a una intensidad moderada (aeróbica).
  • Comenzar y finalizar de forma progresiva con ejercicios suaves y estiramientos.
  • Evitar la práctica del ejercicio en ambientes extremos (muy cálidos o muy fríos).
  • Si se hace ejercicio más de una hora, vigilar la hidratación.
  • Utilizar calzado y ropa adecuada (hechos en materiales transpirables).

A lo que añadiremos en mi opinión:

  • Realizar ejercicio siempre acompañado.

En personas que tengan hipertensión hay que tener en cuenta en los programas de ejercicio para prevenir las enfermedades cardiovasculares el ¿cuando deben hacer ejercicio?

Como todos sabeis, realizar ejercicio con temperaturas muy elevadas o muy bajas no es lo más indicado para personas sanas, pues será lo mismo para estas personas con algun problema de hipertensión, por ejemplo en las horas más frías puede producirse una mayor elevación de la presión arterial, por lo que recomendamos realizar la actividad física en ambientes con temperaturas moderadas. Otro aspecto a tener en cuenta es el momento de practicar ejercicio en relación con la comida. No se aconseja hacer ejercicio en ayunas, ni en las horas más próximas a las comidas. En general, es recomendable que los hagas cuando hayan pasado dos horas desde la última comida, si el ejercicio va a ser de intensidad media-elevada, pero si el ejercicio es de intensidad más baja (un buen paseo, por ejemplo), no hay problema hacerlo aunque haya pasado solo una hora desde la comida.

El programa de ejercicios se basa en el programa dirigido hacia las personas sanas, modificando según indican la condición médica y cardiovascular del paciente.

Son adecuados para el acondicionamiento de resistencia cardiovascular, los ejercicios continuos que involucran al conjunto de músculos grandes, como nadar, andar en bicicleta, caminar, etc., los cuales se deben realizar con una frecuencia de 3-5 veces a la semana, durante 20-40 minutos de forma continuada, a lo que añadiremos la parte de calentamiento y vuelta a la calma. La intensidad del ejercicio como he comentado anteriormente deber ser moderada y cómoda, generalmente con el 40-85% de la capacidad funcional máxima (VO2max). Todo esto tendrá una correcta progresión comenzando con menor tiempo, menor intensidad, e ir progresivamente aumentando estos parámetros para ir mejorando el estado físico del paciente.

Los programas de ejercicio en pacientes con problemas cardíacos suelen empezar por hacer ejercicio de baja intensidad de forma intermitente (1 minuto de ejercicio, 1 minuto de recuperación), y van aumentando la duración del período de trabajo a medida que pasa el tiempo. debido a que las personas que se han sometido a un bypass coronario y los pacientes que han sufrido un infarto de miocardio tienen lesiones directas en el corazón, el ejercicio debe facilitar y no interferir con su proceso curativo. Como es de esperar, dada la naturaleza de los pacientes y los riesgos que corren, los programas de rehabilitación se realizan en hospitales y clínicas en los que, en caso de emergencia, pueden recibir ayuda médica de inmediato.

Bibliografía:

Las enfermedades cardiovasculares son la causa #1 de fallecimientos www.infoelder.com

Combatir la hipertensión www.infoelder.com

Fundación Española del Corazón

Ejercicio físico y problemas coronarios Efdeportes

Imagenes:

Foto 1: dietaydeporte.blogspot.com

Foto 3: remediando.com

 

 

The following two tabs change content below.

Héctor Tarrío

Director Buenaforma Sport Coaching Experts. Entre mis formaciones destacar la Licenciatura en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte. Master en Gestión de Instalaciones deportivas (Universidad Politécnica de Valencia). Entrenador Personal NSCA-CPT (National Stregth and Conditioning Association). Entrenador Superior de Natación (RFEN). Entrenador Superior de Triatlón (FETRI) Cursando Master en Alto Rendimiento en Deportes Ciclicos (Universidad de Murcia) Apasionado del entrenamiento personal, del rendimiento deportivo en deportes de resistencia y la prevención de lesiones.

No comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies